Aparece en el barrio del Carme de Valencia restos de una necrópolis islámica

El equipo de arqueólogos han hallado unos 13 esqueletos en el subsuelo de la plaza valenciana del Árbol, donde se situaba el cementerio islámico.

Las excavaciones arqueológicas previas a la construcción de un edificio de vivienda pública en la plaza del Árbol de València (El Carme), han sacado a la luz parte de la necrópolis islámica que se ubicaba en ese espacio entre los siglos XI y XIII. En total, los arqueólogos han conseguido recuperar los esqueletos de 13 individuos, que ahora serán estudiados con detenenimiento para esclarecer las causas de la muerte, la edad, el sexo y las enfermedades que adquirieron en aquella época.

El hallazgo era esperado, según ha explicado Aquelino Gallego, arqueólogo de la Generalitat, ya que ese solar era uno de los extremos septentrionales del cementerio islámico que se habilitó entre los siglos XI y XIII, fuera de las murallas árabes que en aquellos tiempos delimitaban la pequeña ciudad de València. De hecho, en parcelas contiguas también se han encontrado esqueletos que certifican la presencia de la necrópolis.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los vestigios corresponden al cementerio islámico de Bab al-Hanax, en una zona que entonces no estaba habitada y que se situaba fuera de los límites del arrabal Roters, un barrio de artesanos. Además de estos restos, alterados por construcciones posteriores cristianas y ya más recientes, se ha encontrado prácticamente completo un horno de pan de principios de siglo XX que todavía recordaban los más mayores del barrio.

Se da la circunstancia de que la necrópolis se halla en uno de los solares más emblemáticos de Ciutat Vella, en la plaza del Árbol del Carme, donde la Generalitat Valenciana, en la época del PP, paralizó la construcción de ocho viviendas públicas. La fachada del edficio estaba protegida, por lo que durante casi una década los vecinos han convivido con un gran andamio que sustentaba la estructura experior.

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha visitado hoy este edificio y otros dos que se encontraban paralizados por el anterior ejecutivo, y que supondrá construir o recuperar un total de 20 viviendas públicas. Se ofrecerán a los ciudadanos por medio de un alquiler asequible.

Así lo ha asegurado durante su visita a los edificios de la Plaza del Árbol 2 y la Plaza Coll-calle Bisbesa del centro de València, que junto con las obras del edificio de la Calle Teixidors, suponen una inversión total de 1,2 millones de euros. Allí ha estado acompañada por la directora general de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha), Laura Soto.

Estos tres edificios, propiedad de EVha, forman parte del plan de reactivación de promociones de edificación que fueron paralizadas por falta de planificación. Este plan supone la reanudación de un total de ocho edificios en varios municipios de la Comunitat, con una inversión de 6,3 millones de euros, para ampliar el parque de vivienda protegida de alquiler asequible en 111 viviendas más.

A ello hay que sumarle el reciente compromiso alcanzado con el Ministerio de Fomento para que colabore en la financiación para terminar de construir un edificio de 184 viviendas en el barrio de La Torre de València, que se dejó inacabado hace ya una década.

La consellera ha recordado que, tal y como dijo hace unos días el president de la Generalitat, Ximo Puig, “el impulso al derecho a la vivienda es una realidad que se demuestra con hechos concretos, como la reactivación y finalización de promociones de vivienda que quedaron a medio construir debido a una mala gestión y que próximamente pondremos a disposición de los ciudadanos”.

Salvador ha asegurado que este Consell tiene “la firme voluntad de marcar un antes y un después en la política de vivienda” de la Comunitat porque considera que tener acceso a una vivienda “es una condición previa a toda vida digna, sobre lo cual la sociedad y sus representantes deben asumir responsabilidades”.

 

Actuaciones en marcha

Esa responsabilidad se traduce en acciones concretas y efectivas que se han mostrado a lo largo de la visita de hoy. La primera parada ha sido en el edificio de la Plaza del Árbol 2. El pasado diciembre la Conselleria licitaba las obras para finalizar las ocho viviendas protegidas por un importe de 957.043 euros.

Hay que recordar que en agosto de 2010, el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), hoy EVha, comenzaba las obras de rehabilitación. Al tratarse de un inmueble protegido con graves deficiencias constructivas, el proyecto preveía el vaciado interior del edificio, la consolidación de fachadas y la construcción de ocho pisos. Tras la demolición del interior y la estabilización de las fachadas, en septiembre de 2011 el anterior Consell paralizó la actuación y no ha sido hasta ahora que el actual gobierno valenciano ha retomado las obras.

Para reiniciar las obras ha sido necesario realizar una excavación arqueológica necesaria para actuaciones de este tipo en el centro histórico de la ciudad, con un coste de unos 35.000 euros. Ahora, tras la licitación, se llevará a cabo el resto de la obra a ejecutar, la construcción del edificio, dando respuesta también a una reivindicación vecinal de Ciutat Vella.

En segundo lugar, María José Salvador ha visitado el edificio de seis viviendas de la plaza Coll-calle Bisbesa, cuyas obras fueron paralizadas por el anterior gobierno en 2010. El pasado marzo el actual Consell retomaba esta actuación que ya se ha finalizado y que ha contado con una inversión de 78.000 euros.

Los trabajos han consistido principalmente en la mejora de las instalaciones en el garaje y zaguán, reposición de puertas; colocación de timbres y mecanismos; reposición de lavabos, bidés, griferías, mobiliario de cocina; colocación de fregaderos, hornos y calentadores de gas; restitución de placas solares e instalación de energía solar de la cubierta.

Por último, Salvador también ha hecho referencia al edificio de la calle Teixidors 18. La consellera ha recordado el estado actual de este inmueble, cuyas obras acabaron en 2011, pero que los sucesivos actos vandálicos y ocupaciones ilegales sucedidas en los últimos años (incluso se convirtió en un centro de menudeo de droga) lo han dejado en un estado lamentable.

Ahora, con una inversión de 180.000 euros, la Conselleria ha comenzado los trabajos, centrados principalmente en reparación de acometidas de saneamiento y electricidad, reposición de extintores, reparación de zaguanes, revestimiento de suelos, servicios de cerrajería, etc.

Salvador ha destacado la urgencia de esta actuación y ha lamentado la pasividad del anterior Consell con respecto a la problemática generada por este inmueble. No fue hasta enero de 2018 cuando EVha recuperó la posesión de este edificio de seis viviendas, tras ser desalojado por la Policía Nacional. Además, para evitar futuras ocupaciones, se contrató un servicio de vigilancia.

PUEDEN LEER LA NOTICIA ORIGINAL HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s