Cuidado con todo lo que leemos…

1474281038_946716_1474302120_noticia_normal.jpgNi todo el mundo es historiador, ni todo lo que se lee puede llegar a ser verdad. A ti lector, contrasta. A ti, señor intruso, que te haces llamar divulgador, respeta a quien sí lo somos y nos estás quitando el puesto de trabajo de la manera más ruin que existe: infravalorando nuestra disciplina que durante años y años nuestros antiguos han intentado que se tome en consideración y dotarle un prestigio. Un prestigio que, con el intrusismo profesional que estamos viviendo en nuestros días resulta imposible mantener.Entonces, que cierren las universidades, ¿no?, pues como ya hay personas que sin estudios lo pueden hacer, para qué nos vamos a gastar dinero en mantener universidades para aprender… [tono irónico]. Esto debe acabar.

Ante el próximo acto de intrusismo en nuestra profesión nos acogeremos al artículo 403 del Código Penal:

“El que ejerciere actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico expedido o reconocido en España de acuerdo con la legislación vigente, incurrirá en la pena de multa de seis a doce meses. Si el culpable, además, se atribuyese públicamente la cualidad de profesional amparado por el título referido, se le impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años.”

NO MÁS INTRUSISMO PROFESIONAL.

Los HISTORIADORES ya estamos HARTOS de esta situación…

Cuidadito con lo que de Historia se divulga en internet. Hay entradas plagadas de errores. Autor: no todo vale, no inventes, utiliza bibliografía, apoya tus argumentos; lector: contrasta la información antes de compartirla, desconfía del autor si su formación no es sólida, no te creas todo lo que te cuentan. #porunadivulgaciondigna#lahistorianoseinventa#notodovaleendivulgacion#noalosbuloshistoricos – Mª Engracia Muñoz-Santos (historiadora, arqueológa y divulgadora).

Entonces… ¿para qué malgastamos nuestro tiempo y nuestro dinero en carreras universitarias de 4-5 años? ¿Para qué nos sacamos un máster o un doctorado? ¿Para qué? Viendo a todos estos intrusos en nuestra profesión que algunos de ellos no han llegado ni a bachiller, pero que se han leído un libro y luego lo interpretan a su manera,… tiran por tierra ya no sólo a los nuevos titulados sino también a todos los maestros docentes y a todos los estudios de nuestros antepasados. Esto no se puede permitir. Debemos actuar ya. Y, lo dicho, ante el próximo acto de intrusismo profesional acudiremos directamente a aplicar el artículo 403 del Código Penal.

 

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s