Tal día como hoy… pero de 1998 nace el Parque Cultural San Juan de la Peña

Seguimos cumpliendo con uno de nuestros objetivos planteados: “Identificar, investigar y documentar efemérides relevantes de nuestra Historia.”

El Parque Cultural de San Juan de la Peña nació con la finalidad de proteger y desarrollar un territorio donde conviven excepcionales muestras de patrimonio cultural y natural. Este espacio se articula en torno a uno de los principales monumentos de Aragón: el conjunto monástico de San Juan de la Peña, un enclave histórico íntimamente ligado a los orígenes del Reino de Aragón y ubicado en un espacio natural de gran singularidad y belleza.

mapa1

Situado al noroeste de la provincia de Huesca, entre la Canal de Berdún y las Sierras Exteriores, agrupa un total de seis municipios y 28 núcleos enclavados en un territorio delimitado por el río Aragón en la zona norte y el embalse de La Peña y las estribaciones prepirenaicas al sur.

MAPA_OROEL

Comparte un amplio territorio con el Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel, lo que supone una importante simbiosis entre naturaleza y cultura, con unidades ambientales representativas de la media montaña pirenaica y la presencia de uno de los monasterios más importantes de la Alta Edad Media.

El Parque Cultural de San Juan de la Peña se presenta como un espacio singular y único donde disfrutar del arte, descubrir la historia, admirar el paisaje y sentir la naturaleza.

El Monasterio de San Juan de la Peña.

SJPNA G01

monasterio san juan de la peña

En el interior de una gran cueva y bajo una impresionante roca se ubica el Monasterio medieval de San Juan de la Peña, primer panteón de los reyes de Aragón y exponente del arte románico. El origen de San Juan de la Peña se relaciona con un foco eremítico, sobre el que se instaló después el actual monasterio. Su iglesia Baja data del siglo X y consagrada hacia el 920, de estilo mozárabe. En torno al 1025, Sancho el Mayor de Navarra, con motivo de la introducción de los monjes benedictinos en Aragón, funda un nuevo centro sobre el primitivo núcleo. En ésta época se amplía la iglesia Baja, para construir sobre ella una nueva, consagrada en 1094, de estilo románico jaqués, cubierta en parte por la mole de roca bajo la que se asienta, constituyéndose el panteón de nobles. De excepcional interés es el claustro, ejemplar por su importantísimo conjunto escultórico de mediados del siglo XII, con capiteles historiados, cuyo estilo se multiplicará en otros puntos de Aragón a partir de este momento. Al siglo XV le corresponde uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica aragonesa, cuando se convirtió la sala capitular en capilla de San Victorián.

Pero que en el siglo XVII, y tras sufrir un incendio, siendo el cenobio devastado, motivó la construcción de uno nuevo: se construye un nuevo monasterio en estilo barroco a un kilómetro y medio del anterior, en la pradera de San Indalecio, nunca abandonándose el monasterio bajo del todo, se construyó en él el panteón real, obra neoclásica del siglo XVIII.

sanjuan1
Reforma barroca

La Iglesia Baja es de estilo mozárabe, con dos ábsides con entradas bajo arcos de herradura. Tiene también dos naves separadas por otros dos arcos de herradura.

Fue en el 1071 cuando comenzó a llamarse al Monasterio de San Juan de la Peña, coincidiendo con la donación patrimonial hecha por el rey Sancho Ramírez y la introducción de la Orden del Cluny. La reestructuración del espacio dio como resultado la construcción de dos plantas superpuestas. En la primera, se añadieron a las naves bóvedas de cañón y dos ventanas, y se construyó un dormitorio de cuatro naves cubiertas por bóvedas de cañón y separadas por arcos de medio punto. Se abrieron tres ventanas en el muro de la fachada. Junto al muro del Evangelio se construye el Palacio Abacial, con cinco ventanas de arco de medio punto, y un atrio a cielo abierto utilizado como Panteón de Nobles a partir de finales del siglo XI.

La Iglesia Alta de San Juan de la Peña.

Se construye sobre aquel primitivo cenobio mozárabe del s. X. Adquiere mucho interés en el terreno de la arquitectura monástica. Hemos visto ya la iglesia inferior correspondiente a un monasterio mozárabe, ahora nos interesa la parte románica. Se trata de una obra levantada en tiempos de Sancho Ramírez sobre la iglesia anterior, la cual ahora queda como cripta. Una iglesia que sabemos que fue consagrada en diciembre del año 1094, en una ceremonia presidida por Pedro I, ya que su padre Sancho Ramírez acababa de fallecer.

Sancho Ramírez, en el año 1071, cuando se refundó este monasterio, introdujo ya la reforma benedictina o cluniacense. Configurándose este como uno de los lugares desde donde la orden de Cluny va a establecer una profunda influencia. Forma parte de esos pactos con la Santa Sede.

La ampliación de la nueva iglesia tuvo que acomodar su estructura a las irregularidades del terreno, al solar existente bajo esta espectacular roca que cobija todo el cenobio.

257_fullLightbox
Planta del conjunto monástico

En su planta, se  trata de un templo de una sola nave, la cual se va abriendo en las proximidades de la cabecera y terminando en una cabecera triabsidial, de tres ábsides semicirculares, prácticamente excavados en la propia roca. El ábside central queda engalanado mediante una serie de arquerías con columnas y capiteles labrados, igual que los ábsides laterales que se encuentran comunicados con el central mediante unos grandes vanos abiertos en los muros. Desplegándose en sus muros todo un repertorio decorativo jaqués, pero esta decoración tan singular, la cual proviene de Jaca, fue trastocada[1] para acometer su reforma barroca. Ahora bien, aún es visible el ajedrezado jaqués recorriendo el interior de los ábsides, lo que nos conecta esta obra con la catedral de Jaca.

san-juan-pena-4.jpg
Cabecera triabsidial de San Juan de la Peña

En cuanto a su espectacular claustro, se data en el siglo XII pues corresponde al románico tardío, aunque se planea y comienza cuando se termina de construir la iglesia alta, quedando toda su decoración escultórica hacia el año 1200. La puerta que comunica con el claustro, al fondo del mismo, está realizada a finales del siglo XI, cuando se encuentra trabajando el maestro de San Juan de la Peña.[2]

300px-Claustro_del_Monasterio_de_San_Juan_de_la_Penna
Claustro de San Juan de la Peña

Próxima a los monasterios, la localidad de Santa Cruz de la Serós, alberga las iglesias de Santa María y San Caprasio, ambas del siglo XI. Sobresalen los conjuntos urbanos de Ena, Botaya, Osia, Centenero, Bernués, Atarés o Santa Cruz de la Serós, con abundantes ejemplos de arquitectura tradicional caracterizada por sólidas casas de piedra y grandes chimeneas troncocónicas coronadas por espantabrujas.

Ermitas románicas salpican el territorio del Parque, como la de San Voto, Santa Teresa o la Vigen de la Peña; torres fortificadas de las que son ejemplo El Boalar y Larbesa de Jaca o el torreón de Arrés en Bailo; arquitectura civil dieciochesca en Arbués o las abundantes muestras de patrimonio industrial de Caldearenas entre las que sobresale la harinera “La Dolores” que conserva intacta su maquinaria.

Son característicos los conjuntos de “pardinas”, una forma de explotación agrícola y ganadera típica del Altoaragón con un funcionamiento autárquico, que aglutinaba zonas de cultivo, bosques, pastos, huertos, corales y vivienda.

En la zona norte, el Parque es surcado por el Camino de Santiago, que discurre paralelo al río Aragón, dos calzadas romanas y la Cabañera Real, que une el Pirineo y el valle del Ebro, caminos de herradura, sendas como la de Izarbe y la vía férrea que conduce hasta Caldearenas.

Ermitas como la de San Indalecio o la de la Virgen de la Peña son escenario de concurridas romería que convocan los pueblos de su entorno; siendo la más relevante la del Voto de San Indalecio que, desde 1187, a la que acuden habitantes de numerosas localidades con sus cruces procesionales en el entorno del Monasterio de San Juan de la Peña.

Equipamientos:

Red de centros museísticos:

En el Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña:

  • Centro de Interpretación del Reino de Aragón
  • Centro de Interpretación de Monasterio Nuevo
  • Centro de Interpretación del Espacio Natural de San Juan de la Peña
  • Centro de Interpretación del Camino de Santiago en Santa Cilia
  • Fábrica de Harinas “La Dolores” en Caldearenas
  • Centro de Interpretación de la vida pastoril en Caldearenas
  • Centro Fotográfico de la Trashumancia en el Pirineo en Caldearenas
  • Centro de Exposiciones “Leoncio Mairal” en Javierrelatre
  • Museo de Arte Sacro en Javierrelatre
  • Taller Textil en Triste
  • Museo etnológico  O´Molin en Yeste

Otros servicios que complementan la oferta del Parque como:

  • Las “Jornadas de Patrimonio” de Santa Cruz de la Serós
  • El consolidado “Festival de cine extraño y de terror O’Buxo”de Javierrelatre
  • El “Festival folclórico de música y danza aragonesa de Villa de Ena

[1] Los capiteles fueron picados para colocar yesos ornamentales, fruto de la nueva tendencia barroca del XVIII.

[2] También referido en muchas ocasiones y en diversos monográficos como Maestro de Agüero. Para saber más sobre esta personalidad haga clic aquí.

Enlaces de especial interés:

http://www.jaca.com/parque-cultural-paisaje-sanjuandelapena.htm

http://www.patrimonioculturaldearagon.es/parque-cultural-de-san-juan-de-la-pena

http://www.turismodearagon.com/es/patrimonio/jaca-santa-cruz-de-la-seros-santa-cilia-de-jaca-bailo-caldearenas-las-penas-de-riglos-arb#.V2PCpfmLS1s

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s