Así visitaremos las colecciones de los museos en un futuro (o ya mismo)

Las herramientas de la web 2.0 (e incluso ya la 3.0) nos permiten con unos clics desde el ordenador de casa, Tablet o Smartphone, visitar las colecciones permanentes de los diferentes museos del mundo. Les presentamos cómo surgió el proyecto Art Google Project. Un proyecto que surge en el seno del Instituto Cultural de Google, el cual comenzó realizando réplicas digitales de cuadros, esculturas y edificios en fotografías, vídeos y panorámicas en 360º. Pero las leyes físicas de la tecnología se rigen por el lema de: cuanto más avanza, más rápido va. Y, así, en tan sólo cinco años, han comenzado a crear experiencias de visitas mucho más sofisticadas. Algunas galerías, óperas, teatros y representaciones artísticas de este archivo mundial se muestran también en realidad virtual. El espejismo del ansiado teletransporte ha dado un paso más: del que mira una pantalla al que se pone unas gafas para sentirse en un lugar distinto al que posan sus pies.

El Instituto Cultural de Google nació como fundación en el año 2011, y desde el mes de diciembre de 2013 tiene su sede en el edificio neoclásico donde en 1861 se instaló la Compañía del Ferrocarril de Francia. Pero hasta su llegada a la capital francesa había vivido en la nube y en la red de redes.

Esta idea de mostrar el contenido íntegro de los museos en una plataforma en red accesible a la disposición de cualquiera que tenga conexión, en cualquier lugar del mundo, surgió de un empleado de esta misma compañía, llamado  Amit Sood, quien durante su infancia en India, no pudo visitar ninguno de los museos donde se hallaban las obras de arte que estudiaba. París, Roma, Londres o Madrid le quedaban demasiado lejos. En 2010 el joven presentó un proyecto de digitalizar las piezas más relevantes del mundo y la compañía le concedió que utilizara el 20% de su tiempo a ese objetivo. Sood quería descubrir cómo se podían aplicar todas las novedades tecnológicas que estaban transformando el mundo al ámbito de la cultura.

Este plan salió hacia adelante y de esta forma surgió la plataforma Google Art Project que podemos contemplar en la actualidad.

1
Ilustración 1. Captura de pantalla de la visita virtual a la National Gallery de Londres.

El director del Instituto Cultural de Google, Laurent Gaveau afirma que, «Desde este instituto intentamos sacar el arte de los museos», explica. «Queremos poner la cultura al acceso de todo el mundo y preservar las obras de arte, especialmente las que corren el riesgo de desaparecer: el arte urbano, porque está en la calle, y el arte en zonas en conflicto».

En definitiva, democratizar la cultura y hacer que ésta llegue a cuanta más gente mejor.

Lo mismo tenemos que hacer nosotros, gestores del Patrimonio, difundir y educar en historia, arte y patrimonio, no sin antes analizar dónde está nuestro público. Si nuestro público se encuentra en las redes sociales, habrá que estar en las redes sociales, etc. En definitiva, dirigir nuestras propuestas hacia dónde se encuentre nuestro destinatario en ese momento.

Con todo ello, la web del Instituto Cultural de Google obtuvo 50 millones de usuarios únicos al año. La cifra es sin duda todavía discreta para una compañía que en 2011 vio cómo entre su buscador, Gmail y YouTube superaba los mil millones de usuarios. Pero la media de tiempo que sus visitantes pasan en la web es altísima: tres minutos. Esto que en la dimensión humana no es nada supone una eternidad en internet.

Asimismo, otro de los inventos de Google es este que invita a artistas a este laboratorio para que trabajen junto a sus técnicos en la búsqueda de nuevas herramientas. Se llama Tilt Brush, y es un pincel que dibuja figuras en realidad virtual. Gran parte del arte del futuro no será plano ni se ceñirá a las dos dimensiones. Las obras tendrán volumen y se podrán tocar sus píxeles. Hoy, para hacer esto, el artista necesita vestir unas gafas sofisticadas y unos guantes, pero dentro de unos años, la tecnología se ocupará de revertir esta situación y puede que sea probable que el pintor no lleve encima más que el color de su piel.

Y ya para acabar este post, otra de las invenciones de Google son las gafas de realidad virtual, proyecto denominado cardboard y cuya finalidad es la de dotar de tres dimensiones a la imagen que se mira a través de las lentes y para eso se emplea un método nada novedoso para nosotros que ya exploraban en el siglo XIX: la estereoscopía. Salvo que ahora es mucho más sencillo: simplemente te tienes que descargar la aplicación de su web (clic aquí) y seguir sus pasos.

2
Ilustración 2. Captura de pantalla de la web Cardboard

Es sencillo, ¡Pruébalo!

https://www.google.com/culturalinstitute/project/art-project

Tutorial de uso: https://googleblog.blogspot.com.es/2011/02/explore-museums-and-great-works-of-art.html

https://www.google.com/culturalinstitute/home?hl=es

https://www.google.com/get/cardboard/

 

Su eco en las noticias:

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/visitas-virtuales-museos-mundo-google-art-project-4193672

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s