El Museo de Zaragoza se reinventa

Hoy 15 de abril y aprovechando que es el día mundial del Arte, os traigo la reciente noticia que tenemos desde el Museo de Zaragoza y su director.

El Museo de Zaragoza abre sus puertas de nuevo este fin de semana con una renovada propuesta museográfica. La primera novedad llega con la denominación del espacio que pasará a llamarse Galería. Además, tras unas semanas de trabajos, tiene un nuevo discurso expositivo y nuevos fondos de la segunda mitad del siglo XIX y primeros decenios del siglo XX.

Se trata de la renovación de la colección permanente del museo, un espacio que a partir de ahora pasará a denominarse Galería, ¿quizá por hacer un guiño a las Galerías de arte del Renacimiento italiano y dotarle al museo de la ciudad de ese tinte clasicista de aquéllas que recogían el mejor Arte de su tiempo, y hacer lo mismo con el arte de la segunda mitad del siglo XIX y primeros decenios del XX? Sea lo que fuere, se trata de una propuesta renovadora de un museo que pretende actualizar su colección permanente, y –en palabras del Director General en Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín – establecer un diálogo entre los distintos espacios expositivos para que no resulten estancos unos de otros, además de trabajar para que el Arte sea comprendido por la sociedad y sea mucho más cercano. Esta es la idea que justifica el nacimiento de Museistícate y que este blog predica:

“Democraticemos el Arte y la Cultura, lleguemos a cuanta más gente mejor”.

 

Breve historia del edificio. 

     Para conocer más a fondo el museo de Zaragoza y su renovación, nos tenemos que retrotraer a sus orígenes y al momento de su fundación. Porque de nada sirve renovar y difundir un Patrimonio si no se conoce e investiga sobre él.

     Pues bien,  nos encontramos ante un edificio que fue concebido como motivo de la Exposición Hispano Francesa (1908) y el Primer Centenario de Los Sitios, para albergar la Exposición de Arte Retrospectivo y para un futuro ser sede del Museo de la Ciudad en la sección especializada de bellas artes y arqueología.

Expo1908
Ilustración 1. Vista del Conjunto de la celebración de la Exposición Hispano Francesa (a la derecha de la imagen apreciamos el hoy Museo de Zaragoza). Fuente: Archivo Municipal.

    El museo fue proyectado  por los arquitectos Ricardo Magdalena y Julio Bravo, nos encontramos ante el segundo edificio erigido de carácter permanente para la mencionada ya Exposición Hispano Francesa. Fue concebido en origen para albergar en un futuro el museo provincial de Bellas Artes de la ciudad. Durante la duración de la muestra expositiva de 1908, albergó la Exposición de Arte Retrospectivo. Y tres años más tarde, se inició en el mismo la actividad museística actual.

museoprovincialzaragoza
Ilustración 2. Museo Provincial de Bellas Artes de Zaragoza © 2004 Colección particular de Francisco Javier Mendivil.

     El edificio fue emplazado en una manzana de unos 3.200 metros cuadrados, ocupando una planta de 55 metros de fachada por unos 52 metros de fondo. Su fachada al exterior responde al estilo pedido en la época; la construcción es de piedra y ladrillo fino a cara vista, dominando en los huecos el arco de medio punto, rematándose la maciza mole con un alero monumental, como los que menudean por los barrios antiguos de Zaragoza. Su fachada principal, de carácter severo, da a la gran plaza central (hoy plaza de los Sitios), entonces todavía sin urbanizar y comenzando su propio desarrollo urbanístico, se ajusta al estilo deseado por aquel entonces, tomando del renacimiento las galerías que en el piso segundo hay en los cuerpos intermedios, en el central y en los baldaquinos que en los cuerpos extremos cobijan a las estatuas sedentes, que representan a las personificaciones de la Arquitectura y el Comercio, obras de gran acierto por el director de la Escuela de Artes e Industrias, proyectadas por Dionisio Lasuén. Asimismo, los intercolumnios de la loggia del centro se colocarán pronto las estatuas representativas de la Arquitectura, Pintura y Escultura, encomendadas al modesto artista Palao.

   Las fachadas laterales del edificio acusan el destino del mismo, imprimiéndole carácter especial a la obra, los murallones sin huecos en la planta segunda –por tener luz cenital los locales de dicho piso dan a las mencionadas fachadas. En paneles artísticos cuadrados, embutidos en la obra con ingenuidad local, se ven bustos en medio relieve de hombres ilustres; honrándose en ellos la memoria de los arquitectos Ramón de Mur, La Viña, Juan de Sariñena, Gabriel Gombao y Mañanán; la de los pintores Goya, Rubens, Velázquez, Bayeu, Ribera y Jusepe Martínez; la de los escultores Forment, Morlanes, Tudelilla y Daroca; la de los insignes Pignatelli y Bruil; la del rejero Guillén de lusallón, y la del platero Pedro La Maeson.

   Tras atravesar la puerta de entrada nunca deja de sorprender su patio interior –el cual toma inspiración del grandioso patio Zaporta situado hoy en la sede IberCaja –, el cual enriquece el patrimonio modernista de Zaragoza. Superior al de Zaporta, no solo por sus mayores dimensiones y por la calidad de la materia, sino también porque, en consecuencia, ha traído menos labor que el anterior. Se ha dado de él una nota de patio andaluz –relataba la crónica de la época – forrando de azulejos los zócalos de las galerías.

Museo-de-Zaragoza_patio-central
Ilustración 3. Patio central del Museo de Zaragoza. Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza.

            El edificio en presupuesto costó un total de 600 mil pesetas, siendo contratistas de la albañilería D. Bernardino Estella (298.882 pesetas); de la cantería D. Alejo García Franco (85.126 pesetas); del decorado en piedra y yeso los señores Bayod, Marín, Millán y Salaverri (48.078 pesetas); de la carpintería los señores Losan y Nuviala (46.931 pesetas); de herrería D. José Engay (21.924 pesetas); de pintura D. Valero Casanova (8.280 pesetas), y de hojalatería y vidriería D. Vicente Martínez (28.577 pesetas).

   Se abrió al público en 1911. Después de la importante remodelación de 1974-76, el Museo quedó estructurado en tres plantas.

    El Museo es hoy un Bien de Interés Cultural (BIC), la máxima categoría de protección de un Bien, desde la fecha del 27 marzo del año 2002.

  Su colección permanente se divide principalmente en tres bloques claramente diferenciados:

  1. La sección de Arqueología y Artes de la Antigüedad
  2. La sección de Bellas Artes, haciendo especial hincapié al Arte desde la segunda mitad del S. XIX a los primeros decenios del S. XX.
  3. El Arte de Asia Oriental con la colección de D. Federico Torralba.
museobellasartesp
Ilustración 4. Museo de Zaragoza: Secciones de Antigüedad y Bellas Artes. Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza.

 

Referencias:

Noticia de hoy en el Heraldo de Aragón: http://www.heraldo.es/noticias/ocio-cultura/2016/04/15/la-galeria-del-museo-zaragoza-reabre-sus-puertas-este-fin-semana-842917-1361024.html. [15/04/16].

http://www.patrimonioculturaldearagon.es/museos/museo-de-zaragoza. [12/04/2016].

Anuncios

One thought on “El Museo de Zaragoza se reinventa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s