El Patrimonio Cultural como medio de aprendizaje e investigación. Una breve aproximación.

Presentación.

A coalición del post o entrada anterior, me he visto en la obligación de ampliar todavía más la visión que di acerca de forjar un mejor futuro laboral (y por tanto dignificar nuestra profesión), para todos los historiadores e historiadores del arte (y profesionales en Humanidades en general) que les atrae, les apasiona el Patrimonio Cultural y se quieren dedicar a ello el resto de su vida.

Me encanta el patrimonio cultural

Los Institutos.

En primer lugar, me gustaría comenzar por presentarles los Institutos de Patrimonio Cultural o Histórico. Aunque no todos de nuestro país se denominen así, en definitiva son instituciones técnicas que fueron creadas por los gobiernos de las principales Comunidades Autónomas (CC.AA) responsables de la tutela, gestión y conservación del Patrimonio Cultural en cuestión.

El pionero fue el actualmente denominado Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), que pertenece a la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura, aunque cuando se fundó, en 1985, se trataba de una Dirección General independiente.

Cuatro años más tarde, en 1989, se creó el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), una institución que, a lo largo de su historia ha tenido una gran actividad y larga andadura, convirtiéndose hoy en día en un ejemplar si no a imitar, sí a tener muy en cuenta.

Se han ido creando más centros en otras CC.AA de nuestro país, pero ninguno ha alcanzado el nivel de estos dos anteriores.

A fondo: el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE).

  Se creó en 1985 bajo la denominación de Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales para pasar, en 1996, a denominarse Instituto de Patrimonio Histórico Español. Hasta el año 2008 que volvió a cambiar su denominación por la de Instituto de Patrimonio Cultural de España (por un Real Decreto 1132/2008), aunque en realidad el mismo Real Decreto se refiere con su antigua denominación: Instituto de Patrimonio Histórico-Español.

 Cuenta con especialistas en distintas disciplinas: en arqueología, arquitectura, restauración, etnografía, física, geología, documentación, conservación, entre otras. Estos profesionales afrontan su labor desde la perspectiva multidisciplinar que demanda la compleja tarea de la conservación patrimonial, trabajo de especial importancia pues emana del compromiso de las administraciones públicas para la preservación y el enriquecimiento de los bienes culturales de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural.

  Sus áreas de actuación se resumen en las siguientes. Siendo la primera de ellas su principal función:

  1. Conservación y restauración
  2. Investigación.
  3. Formación
  4. Documentación
  5. Difusión

Por otra parte, en las universidades de nuestro país que nos forman en Historia del Arte, entre las posibles salidas profesionales, se contempla, por supuesto, los Servicios técnicos relacionados con la gestión, el estudio, la conservación, la salvaguarda, la divulgación y la didáctica del Patrimonio histórico-artístico y audiovisual.

Otros institutos dedicados al Patrimonio Cultural.

Resulta evidente que cada una de las CC.AA que conforman nuestro territorio, y como entes responsables de la tutela y gestión de los bienes culturales, necesita contar con un centro especializado en esas labores. De hecho, algunas lo han comprendido rápidamente, y en sus normativas y reglamentos sobre Patrimonio Cultural han incluido la creación de una institución similar a las que estamos definiendo en estas líneas; el problema es que  los años han pasado y pocas han llegado a materializarse completamente en la práctica.

Aparte están otros centros de investigación como el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas).

alum-csic-color2

El CSIC es una creación antigua: fue creado en el año 1939, reemplazando a la krausista “Junta para la ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas” de 1907 así como a la republicana “Fundación Nacional para la Investigación Científica”. Eso sí, el CSIC es el único centro que todavía no ha sido transferido a las CC.AA y a la Administración, el resto ya mencionados, es decir, las universidades públicas, sí lo han sido.

Estos institutos son unidades que llevan a cabo las actividades científicas y técnicas propias, dedicándose a una disciplina concreta, o a varias que convergen en un objetivo común. Aunque actualmente no existe ninguno que se dedique a la Gestión del Patrimonio Cultural, es evidente que las investigaciones sobre arte o arqueología, por ejemplo, inciden sobre bienes que forman parte de este patrimonio, pero como la investigación no es necesariamente gestión –aunque la gestión y sus mecanismos sí que puede ser investigada –. Ahora bien lo que sí existe es una Red Temática de Patrimonio Histórico y Cultural del CSIC, la cual tiene como dedicación especial el estudio sobre tecnologías de valoración y conservación del Patrimonio Cultural. Además, todos los proyectos que salen de esta Red Temática son publicados en formato boletín y fácilmente descargables en formato .pdf. Un ejemplo de ellos, es este  fechado en diciembre de 2014 y que lleva por título: “Preventive Conservation In Museums a Challenge for Innovative Procedures”, promovido entre la facultad de Educación de la Universidad de Valladolid y la Universidad de Segovia.

Esperamos haber aclarado cualquier margen de duda. Pero en cualquier caso, no dudes en dejarnos en comentarios vuestras dudas, sugerencias o inquietudes, ¡estaremos encantados de solventarlas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s