Cómo gestionar un museo

En una entrada anterior ya les hablamos del trabajo del Cuerpo Conservador de Museos, pues bien hoy abordaremos el tema de la gestión de los mismos.

museus

En primer lugar, ¿Qué es lo que necesita cualquier lugar abierto al público para que sea considerado museo? La respuesta, a lo largo de todo el siglo XX y del XXI, ha sido siempre muy relativa.

Hacia los años setenta y ochenta del pasado siglo, en cualquier manual de este ámbito, era fácil encontrar listados y listados de condiciones casi inalcanzables sobre todo en lo que se refiere al personal especializado en cargos como los de dirección, conservación, auxiliares y mantenimiento, secretaría técnica, administrativo o similares. Con el paso del tiempo, la realidad nos demuestra que estas estructuras complejas casi nunca se dan en los grandes centros, y que muchos de los museos de nuestro país se conforman a la fuerza con plantillas que no llegan ni a la mitad de la ideal propuesta. La razón principal de estas carencias y que ha sido apuntada por los expertos: la variable dependencia de los museos a la administración.

Esta situación de cierta inestabilidad comenzlogoó a cambiar desde finales de los años noventa hasta la actualidad. A finales de los noventa, en una de las Jornadas
organizadas por la Asociación Profesional de Museólogos de España, fundamentaron una serie de conclusiones:[1]

  1. Todo Museo, con independencia de su tamaño, temática, colecciones y titularidad, para cumplir con las tareas que le asigna la Ley de Patrimonio Histórico Español y las normas de aplicación en las CC.AA., debe contar con las siguientes áreas funcionales: Dirección y Administración; y cuatro áreas temáticas: Conservación, Documentación, Difusión e Investigación.
  2. Cada Museo debe definir en su programa museológico sus objetivos a corto, medio y largo plazo.
  3. Para lograr estos objetivos es necesaria una dotación mínima de infraestructuras (dotaciones y servicios) y presupuestaria, referidas tanto a medios materiales como a personal.
  4. Es necesaria una definición administrativa de los museos públicos, de forma que se les otorgue una personalidad jurídica propia. Esta autonomía tendría como consecuencia una mayor flexibilidad y agilidad en la gestión de los medios necesarios para su funcionamiento y, en particular, en la posibilidad de captar recursos ajenos y administrar los propios.

En definitiva, la concreta gestión de los museos ha sido definida como la toma de decisiones que conducen a la consecución de la misión del museo, al cumplimiento de su mandato y a la ejecución de sus objetivos a corto y a  largo plazo.[2]

Y, en palabras de Zubiaur,[3] en la práctica, para que un museo esté bien gestionado necesita:

  • Una definición en sus estatutos: saber si se trata de una institución pública o privada, qué sistemas de organización, de financiación y de administración tendrá y a qué legislación deberá someterse.
  • Un plan definido y bien estructurado de acuerdo con las posibilidades de la institución y las necesidades de la comunidad a la cual se dirige.
  • Material con el que trabajar (colecciones originales o no).
  • Un equipo mínimo de trabajo, necesariamente especializado.
  • Y unas infraestructuras y departamentos.
  • Así mismo los papeles que deberán desempeñar cada miembro del equipo.

Por otra parte y con una visión más clásica, Carreño[4] afirma que todo museo, con independencia de su tamaño, de su temática, de sus colecciones y de su titularidad, debe contar con dos áreas funcionales (dirección y administración) y cuatro áreas temáticas: conservación, documentación, difusión e investigación, insistiendo en una de las conclusiones a las que se llegó en las citadas Jornadas de Museología del año 1997.

[1] Conclusiones sobre “La organización de los Museos”, en las III Jornadas de Museología (octubre de 1997).

[2] Lord y Dexter Lord 1998, p. 15.

[3] Zubiaur Carreño, F. J., Curso de Museología, Gijón, Trea, 2004. Capítulo 17.

[4] Carreño, F. J. Z., Curso de Museología, Gijón, Trea, 2004, p. 172.

 

Recomiendo:

emotionheader5800479102

Icom_logo

Bibliografía recomendada:

CAMARERO, C., GARRIDO M. J., Innovación y orientaciones de marketing en la gestión de museos: evidencia empírica en el ámbito europeo, 2011, Vol. 15 nº2.

HEREZA LEBRÓN, P., “La gestión de calidad en los museos”, IX Jornada de Museología.

MOORE, K., “La planificación estratégica en los museos”, revista, pp. 1-16.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s