Historia Viva #1.

Nos dirigimos a las inmediaciones de la iglesia de San Miguel de Foces en Ibieca (saliendo de Huesca por la N-240, pasando por Siétano y antes de llegar a Velillas cogemos un desvío a la izquierda que en 7 km nos lleva al pueblo de Ibieca). Una vez en Ibieca, tras rebasar por delante su iglesia parroquial hay que girar a derecha y después se toma la primera calle a la izquierda que continua ya como pista con suficiente señalización hasta llegar -en cosa de 2 Km- a San Miguel de Foces.

1
Fotografía: románicoaragonés

En este paraje tan espectacular y tan del medievo nos pudimos trasladar –los días 21, 22 y 23 de agosto – a la segunda mitad del siglo XIII y comienzos del XIV.

Pero antes de hablar de la recreación de aquel fin de semana de agosto, comencemos a conocer un poco más su iglesia funeraria y decoración pictórica interior. En primer lugar, nos encontramos ante una iglesia panteón familiar de la familia Foces, levantada por orden de Don Gimeno de Foces –importante barón de la corte de Jaime I–  en 1259. Por lo tanto, una iglesia que cuenta con una cabecera de mayores dimensiones que el resto de la nave. Una iglesia de una nave corta pero espaciosa que termina en tres ábsides: el central más profundo que los laterales.

2
Fotografía: románicoaragonés

En el crucero de la iglesia se albergaron las tumbas de los miembros de la familia, de las cuales las de mayor grado de conservación, son la del lado meridional o sur del mismo y correspondiente a la del propio Don Gimeno y la de su hijo Ato, que se encuentran fechadas en 1302 mediante una inscripción.

3
Fotografía: románicoaragonés

Para dinamizar el lugar y dar a conocer la iglesia y la historia de esta importante familia de Foces, este año ya se celebró la IV edición de unas jornadas de recreación organizadas por Feudorum Domini, un grupo de apasionados y estudiosos de la historia medieval principalmente en el ámbito aragonés. En esta edición, a la que tuve el gusto de asistir, fueron invitados incluso recreadores de diferentes lugares de España y Eslovaquia, todos reunidos con un único fin durante ese fin de semana del 21 al 23 de agosto, reunirse en un campamento histórico (en los campos aledaños a la iglesia funeraria de la familia Foces) para recrear las costumbres y vida de la época con la vestimenta rigurosa y adecuada, accesorios y enseres utilizados en la misma. A lo largo de tres intensos días enseñando la historia, la artesanía, cómo eran sus trajes y costumbres, e incluso cómo funcionaban los procesos judiciales de la época y el entrenamiento de la leva del señorío de Foces.

4

12187718_1020983097953277_2308963343515920215_n
Fotografía: Valischka.
11221764_1020982884619965_2950136637597775020_n
Fotografía: Valischka.

Para ver más fotografías de la recreación de este año, haga clic en este enlace.

Las recreaciones históricas son, sin lugar a dudas, la manera más didáctica y pedagógica posible de enseñar historia a las nuevas generaciones y de seguir recordando (e incluso conocer más e ir más allá)  la historia. Una manera rigurosa y vistosa de acercarse al conocimiento de la historia con mayúsculas. Además, con este fenómeno de Historical Reenactment que tiene su origen en el norte de Europa, el factor público estudia la historia casi sin darse cuenta, simplemente viéndolo. Recuerda esa frase que dice “más vale una imagen que cien palabras”. Pues ahí está la clave, ver y vivir la historia. No en cine o teatro, sino en vivo. Y ver es el primer paso para aprender de verdad.

logo. firma. definitivo

Anuncios

One thought on “Historia Viva #1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s